Prepárese para descubrir una forma diferente de leer un libro. Hasta hoy un libro sólo mostraba la información impresa en texto. Alguno se había aventurado a añadir un CD, pero ahora se puede interactuar con ellos. Eso sí, tiene que disponer de un móvil con cámara que capte los códigos QR (conocidos también como BiDi). Y ¿qué es un código QR? Esas matrices de puntos blancos y negros que vemos impresas en anuncios y promociones. Son capaces de almacenar mucha más información que los clásicos códigos de barras. Y con un programita y una cámara, pueden interpretarse.

Uno de los usos de esos códigos son los Bidibooks, creación de la Editorial Netbiblo y pioneros en Europa. Son unos libros de apariencia convencional a los que han incorporado códigos QR que contienen claves con información complementaria en formato digital. Para disfrutar de los Bidibooks es necesario un teléfono móvil con cámara integrada. El equipo tiene que ser compatible con la aplicación que descifra los códigos. El programa, llamado Kaywa Reader, se descarga de forma gratuita de la Web. Es muy simple, aunque de momento no hay versión en español. Lo siguiente es hacerse con alguno de los 22 libros que hay a la venta.

Entre ellos encontramos guías de ciudades, hoteles de lujo, desastres naturales… Los libros son multilingües. Todos están editados en español, inglés, alemán, francés, italiano y japonés.

Lo siguiente es interactuar con los libros. Basta con activar el lector de códigos instalado en el móvil. Automáticamente la cámara se enciende. Es el momento de encuadrar el código y sacarle una foto. Acto seguido aparece en la pantalla una dirección web. Ésta es la que nos dirige a la información extra. Los contenidos los veremos directamente en nuestro móvil pulsando tan sólo un botón. La información que se obtiene viene de la mano de la Wikipedia, Flickr y YouTube.

Es importante saber que tanto la descarga del software como de los contenidos se realiza conectándose a Internet. Y esto puede acarrear costes de conexión. Por ello los iconos asociados a cada código QR identifican el tipo de contenido al que enlazan: texto, video o fotos. Por supuesto, existe la opción de usar una conexión WiFi. En cualquier caso, todos los contenidos están optimizados para su uso en el móvil.

Los Bidibooks son una gran apuesta por las redes sociales. Pero también por los libros analógicos. Sus ventajas son evidentes. Por un lado la información siempre está actualizada en un formato muy atractivo. Y por el otro, adquirir un Bidibook no supone más gasto que un libro tradicional. Con estas iniciativas no tenemos más remedio que engancharnos a la lectura. Y qué bien sienta.

Autor: Carolina Denia

Tomado_de: http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=34954&origen=notiweb

Fuente original: http://www.elmundo.es/